Consecuencias de la falta de vitamina B12 y ácido fólico

Tanto la B12 como la B9 son dos micronutrientes clave para el organismo. Dos vitaminas del grupo B con una amplia variedad de funciones, tanto de manera conjunta como individual, y todas treméndamente importantes. En los apartados siguientes explicamos todo sobre ambas, centrándonos en las consecuencias de la falta de vitamina B12 y ácido fólico como conjunto clave en el bienestar y la salud.

Vitamina B12 y ácido fólico: diferencias y similitudes

No son pocas las personas que confunden ambos micronutrientes, así que vamos a arrojar un poco de luz sobre ellos.

Fuentes de vitamina B12 y ácido fólico

Banner Cabecera Ofertas Vitamina B12 DesktopBanner Cabecera Ofertas Vitamina B12 Movil

Una de las principales diferencias entre la B12 y la B9 es que las fuentes que disponen de estos, son totalmente diferentes.

Por un lado, la vitamina B12 o cobalamina, la cual se encuentra en alimentos de origen animal. Si bien, es cierto que hay determinados alimentos vegetales con este micronutrimento en cantidades minúsculas o directamente como trazos y no es ni mucho suficiente para cubrir las necesidades del organismo.

Es por ello que son muchos los veganos y vegetarianos que sufren deficiencia si no toman los suplementos correspondientes. También es cierto que personas que siguen dietas catalogadas como “normales” pueden sufrir carencia de estas vitaminas, en definitiva, lo importante no es seguir una dieta u otra, sino hacerlas corréctamente.

Por otro lado, el ácido fólico, se encuentra principalmente en las verduras verdes, semillas, frutos secos y frutas. El único alimento en el que ambos micronutrientes se encuentran en altas cantidades es el hígado, por lo que es la opción ideal para casos difíciles en los que se tengan los niveles bajos de ambos dos.

Funciones básicas

Ambas vitaminas juegan un papel fundamental en el buen funcionamiento del organismo; son totalmente indispensables en la síntesis de ADN, así como en la formación de glóbulos rojos en la sangre.

Además, la cobalamina es muy importante para que las neuronas funcionen correctamente; así, ante una deficiencia de vitamina B12, algunos de los síntomas más habituales son hormigueo, entumecimiento y debilidad.

En cuanto al ácido fólico, es indispensable en mujeres embarazadas para evitar cualquier tipo de malformación del tubo neural del feto.

Absorción

Vamos a explicar ahora cómo absorbe el organismo ambos micro nutrientes:

La vitamina B12, una vez ingerida a través de los alimentos, llega hasta el estómago, donde el ácido y las enzimas rompen el vínculo entre la proteína y la cobalamina, preparando así el organismo para su absorción. Para ello, en primer lugar se ha debido enlazar con el conocido como factor intrínseco. Así, junto con el factor intrínseco, se transporta hasta el intestino delgado, donde es absorbida por el torrente sanguíneo.

Por su parte, el ácido fólico, cuando llega al estómago, se hidroliza y directamente se absorbe en el intestino delgado, siendo un paso de absorción muy rápido.

¿Cuales son las causas de tener falta de cobalamina en el organismo?

Alimentos para veganos vegetarianos

La falta es habitual en tres grandes grupos de población:

  • Veganos y vegetarianos,
  • Personas con problemas de absorción, síntesis o almacén de este micronutriente
  • Ancianos

Vamos a explicarlo todo de manera detallada:

Vegetarianos y veganos

Como ya sabemos, la fuente natural de vitamina B12 son los alimentos de origen animal. Si bien es cierto que hay algunos alimentos vegetales que este micro nutriente, la cantidad de la vitamina B12 es muy baja, insuficiente para cubrir la dosis necesaria para el organismo. Por lo tanto, aquellas personas vegetarianas y veganas que no tomen suplementos de esta vitamina del complejo B corren un serio riesgo de sufrir carencia, una patología grave.

Personas con problemas de absorción, síntesis o almacenamiento

La falta de este micro nutriente también es relativamente habitual en aquellas personas cuyo organismo no puede absorberlo. Es habitual en pacientes celíacos, sometidos a cirugía gastrointestinal o con patologías como la enfermedad de Crohn. Estas personas deben tomar suplementos de cobalamina que entren en contacto directo con el torrente sanguíneo; de lo contrario, las probabilidades de sufrir deficiencia de este se disparan.

Ancianos

Una vez superados los 50 años de edad, la capacidad del organismo para asimilar la B12 se reduce de manera considerable. A ello hay que sumarle el hecho de que la gran mayoría de las personas mayores come menos que durante su juventud y vida adulta. Por lo tanto, los suplementos de esta vitamina del grupo B después de los 50 años son muy recomendables.

Deficiencia ácido fólico: Causas

Hay determinadas enfermedades que pueden provocar una carencia de este micronutriente en el organismo.

  • Tal es el caso de aquellas enfermedades en las cuales el ácido fólico no se absorbe correctamente en el aparato digestivo, como por ejemplo la celiaquía o la enfermedad de Crohn.
  • Además, existen otras causas como, por ejemplo, el consumo de verduras cocidas en exceso. Las verduras contienen una gran cantidad de B9, sobre todo aquellas de hoja verde; pero el micronutriente se destruye con facilidad ante el calor excesivo.
  • Por supuesto, una alimentación sin frutas ni verduras de ningún tipo también puede inducir a la carencia de ácido fólico.
  • Esta patología también se da con frecuencia en personas que consumen alcohol en exceso así como en aquellas que son fumadoras.
  • De la misma manera, las mujeres que toman anticonceptivos suelen presentar niveles menores de ácido fólico, aunque no siempre una carencia acusada.
  • En el embarazo el cuerpo absorbe la B9 con una mayor lentitud; así mismo el feto también consume cuanta necesita y con los vómitos se puede perder una cierta cantidad. Así, aunque nos alimentemos adecuadamente podemos tener el ácido fólico bajo, de ahí que sea el componente esencial de los suplementos para embarazadas.

Consecuencias de sufrir falta de vitamina B12

Un nivel bajo de cobalamina puede desembocar en padecer una enfermedad relativamente grave. Este nutriente proporciona energía al organismo; así, ante la deficiencia del mismo, uno de los principales síntomas es la debilidad y la fatiga sin causa aparente.

Además, esta vitamina del complejo B tiene un amplio abanico de funciones neurológicas. Así, algunas de las principales señales de alerta ante una deficiencia de la misma en el organismo es la debilidad y entumecimiento en piernas y brazos, así como entumecimiento en ambas extremidades. También se dan consecuencias en la piel, la cual tiene una apariencia muchísimo más pálida.

En personas mayores, tener los niveles bajos en el organismo puede acelerar el proceso de determinadas enfermedades neurodegenerativas, como por ejemplo el alzheimer. Una deficiencia a largo plazo de este nutriente puede hacer perder masa cerebral.

Consecuencias de sufrir niveles bajos de B9 en sangre

Las manifestaciones más evidentes de la falta de folato son:

  • Diarreas
  • Pérdida notable del apetito
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Dolores de cabeza o lengua
  • Irritabilidad
  • Taquicardias
  • desórdenes de conducta de diversa tipología

Falta de cobalamina y folato: Consecuencias y posibles enfermedades

Falta de vitamina b12 y b9 riesgos en embarazo

Tener los niveles bajos de ambos micronutrientes se puede convertir en una patología grave que en ningún caso hay que pasar por alto. Además, una de las grandes desventajas de esta enfermedad es que en muchos casos los síntomas no aparecen hasta 2 o 3 años después.

La cobalamina se almacena principalmente en el hígado, donde tiene una vida de entre 2 y 3 años. No obstante, durante ese tiempo, la carencia ya ha causado daños funcionales en el organismo. Es por ello que resulta tan importante evitar por todos los medios recibir la dosis adecuada. Además, las consecuencias para la salud tanto física como mental pueden ser nefastas, e incluso pueden crear efectos irreversibles.

En cuanto al folato, a diferencia de lo que se pueda creer, también se almacena en el hígado; de ahí que muchas personas confundan B9 y B12, pues realmente tienen algunas funciones similares y otras similitudes, valga la redundancia. Si bien, por el mismo motivo, es tan peligroso no echar cuentas de la cantidad que tomamos, pues se almacena durante mucho tiempo y el organismo va utilizándolo sin que lo sepamos, hasta llegar a un punto en el que sufrimos los síntomas sin saberlo.

Glóbulos rojos

El ácido fólico y la vitamina B12 tienen un papel clave en la producción de glóbulos rojos, los cuales son indispensables para el buen funcionamiento del organismo ya que se encargan de transportar el oxígeno por la sangre hasta las células. Por lo tanto, una deficiencia de ambos puede provocar anemia, la cual causa daños en el tejido de los órganos porque no reciben el suficiente oxígeno así como sus graves consecuencias derivadas.

ADN

Otra función que realizan en conjunto es la producción de ADN. Por lo tanto, si se produce una deficiencia de estos, esta función puede verse seriamente perjudicada. Ya tener una de las dos vitaminas bajas supone un grave problema a este nivel, por tanto, sufrir carencia de ambas puede ser algo realmente grave.

Banner Cabecera Ofertas Vitamina B12 DesktopBanner Cabecera Ofertas Vitamina B12 Movil

Embarazo

Tener buenos niveles tanto de cobalamina como de ácido fólico en sangre es muy importante en cualquier etapa de la vida, pero muy especialmente en el embarazo. Pues bien, la deficiencia de ambos micronutrientes durante la gestación puede traer graves consecuencias para el feto, tales como malformaciones en el desarrollo cerebral o en el crecimiento. Además, aumentan las probabilidades de parto prematuro.

Así mismo, indicar que el feto utiliza estos micro nutrientes por lo que es posible que, por alimentarse, sufras de la falta de ellos y se dé esta situación aunque en un primer momento tus niveles fuesen buenos; por este motivo, los suplementos en el embarazo son una necesidad.

Enfermedades cardiovasculares

La cianocobalamina tiene un papel fundamental en el cuidado del sistema cardiovascular del organismo. Mantiene la homocisteína en sus niveles correctos; y es que, si la homocisteína está en unos valores muy altos, las probabilidades de sufrir enfermedades como el infarto de miocardio, aumentan de manera considerable.

Pues bien, la vitamina B9 también actúa sobre este aminoácido al participar en la síntesis de lametionina, reduciendo sus niveles, por lo que, de la misma manera, ayuda a reducir la cantidad y gravedad de problemas del corazón.

Enfermedades mentales

Una falta de los dos micronutrientes en conjunto en el organismo no provoca enfermedades y patologías sólo a nivel físico, sino también mental. La vitamina B12 es clave para la conservación en buen estado la vaina de mielina alrededor de las neuronas, así como para la producción de neurotransmisores.

Por lo tanto, ante niveles bajos de vitamina B12, las probabilidades de sufrir enfermedades mentales como la depresión aumentan de manera significativa. Por otro lado, está comprobado que la adición de folato a los tratamientos contra la depresión mejoran los efectos de estos.

Piel y uñas

Otra de las consecuencias es que se dan cambios en el aspecto del cabello, la piel y las uñas. Por un lado, el cabello se cae con mucha mayor frecuencia y, además, en mayor cantidad. Por otro parte, la piel se vuelve más pálida. Y, por último, las uñas se decoloran.

Fuentes de vitamina B12 y ácido fólico

Como comentábamos, tenemos la suerte de encontrar fuentes naturales de estos micro nutrimentos, por lo que, si no existe ningún problema, una dieta equilibrada nos aportará unas buenas cantidades de estos, o casi.

Principales fuentes naturales de cobalamina

A continuación, vemos cuáles son las principales alimentos ricos en B12:

  • Carnes: Las carnes son uno de los alimentos con mayor aporte de vitamina B12. El lomo y el solomillo de buey son una de las piezas que más cantidad tienen; 13 microgramos por cada 100 gramos. Aunque, sin lugar a dudas, es el hígado de animal el que más aporte proporciona al organismo; hasta 30 microgramos por cada 100 gramos. Para dietas hipocalóricas, nada mejor que la pechuga de pollo cocida, también con hasta 30 microgramos por cada 100 gramos.
  • Pescados: Los pescados también son un alimento muy saludable que merece la pena incluir en la dieta para garantizar un buen nivel de este en sangre. La especie que más aporte de proporciona es el salmón; 10 microgramos por una ración media de unos 150 gramos de salmón a la plancha. También el atún, la caballa, la sardina o el arenque son estupendas opciones, así como los huevos de pescado.
  • Moluscos: Dentro de los moluscos, existen diferentes especies que proporcionan la cantidad que necesita el organismo para su correcto funcionamiento. Las almejas ofrecen 1 microgramo de B12 por cada gramo. Igualmente adecuados son el mejillón y la ostra. También el pulpo, con 20 microgramos por cada 100 gramos de alimento.
  • Huevos: Los huevos son un alimento muy rico en cobalamina y, además, están presentes en la gran mayoría de dietas. Prácticamente toda la totalidad de este micronutriente se encuentra en la yema. Un huevo de clase L aporta 1,3 microgramos.
  • Lácteos: Un vaso de leche desnatada tiene 1 microgramo de vitamina B12. También hay algunos derivados lácteos con una gran cantidad de este micronutriente. Por ejemplo, el queso de tipo emmental proporciona 3 microgramos por cada 100 gramos de producto pero cualquier queso fuerte o curado cuenta con una cantidad considerable, ¡cuestión de gustos!
  • Tempeh: Dentro de los alimentos vegetales, el tempeh, un derivado de la soja fermentada, es el que mayor cantidad tiene; 0,1 microgramos por cada 100 gramos de producto seco.

Principales fuentes de ácido fólico naturales

Las principales fuentes naturales de la B9 son las siguientes:

  • Extracto de levadura: Proporciona nada más y nada menos que 1000 microgramos de ácido fólico por cada 100 gramos de producto. Además, este alimento tiene un amplio abanico de beneficios para el organismo y tiene importantes cantidades de otras vitaminas.
  • Germen de trigo: Otra opción fantástica para aportar al organismo la cantidad de ácido fólico que necesita. 425 microgramos de este micronutriente por cada 100 gramos. Además, es un alimento muy rico en tiamina y niacina, dos compuestos que protegen el metabolismo de las células.
  • Judía blanca: Otro alimento vegetal muy rico en ácido fólico; 388 microgramos por cada 100 gramos. Además, contiene una gran cantidad de hierro, el cual, junto con el ácido fólico, previene al organismo de sufrir anemia.
  • Alga Agar: Destaca muchísimo en cuanto a cantidad de ácido fólico al aportar, por cada 100 gramos de alga seca, 580 microgramos.
  • Hígado: El de pavo, seguido del de pollo y el de ternera, son los más ricos en folato. Además, tienen muchos minerales y omega 3 y omega 6.
  • Arroz integral: Con 49 microgramos por cada 100 gramos de arroz se convierte en el recurso ideal para que los niños crezcan con la dosis adecuada de B9.
  • Vegetales oscuros: El nabo y la espinaca lideran con 194 microgramos a los 100; la hoja de col cruda también es una excelente opción.
  • Espárrago verde: El espárrago, además de tener altos niveles de B9, es un alimento con cantidad de beneficios, entre ellos, aumentar la insulina, desintoxicar el organismo y transportar la glucosa.

Suplementos

Suplementos Vitamina B12 para veganos

Como has podido comprobar, mantenerlas en unos buenos niveles en el organismo es clave para gozar de una buena salud, tanto a nivel físico como mental. Claro que saber cuándo estos niveles son correctos no es, en absoluto, sencillo.

Suplementos de vitamina B12

Existen suplementos de muchos tipos diferentes. Lo más habitual es tomarlos en forma de píldora o pastilla; la dosis más frecuente es tomar 1 píldora semanal de entre 1000 y 2000 microgramos, en función de la dosis que necesite cada uno.

Personas que sufran problemas de absorción de esta vitamina en su organismo no pueden tomar suplementos en forma de píldora, porque esta necesita absorberse de la misma manera que cualquier alimento. Por lo tanto, necesitan suplementos que entren en contacto con el torrente sanguíneo de manera directa, como los geles nasales o las inyecciones.

Suplementos de ácido fólico

Los suplementos de folato se pueden utilizar para tratar la falta de ácido fólico, así como para tratar también determinados problemas menstruales y úlceras en las piernas.

En el caso de las mujeres embarazadas, tener buenos niveles de ácido fólico en el organismo resulta esencial. Durante la gestación, la necesidad de folato del organismo es mayor por la división celular que tiene lugar en el feto.

Pues bien, la cantidad diaria recomendada es de 400 microgramos diarios para prevenir defectos del tubo neural. Así, todas las mujeres embarazadas deben tomar desde el inicio y hasta las 12 semanas de gestación tomar suplementos de este micronutriente. Después, según seguimiento, este se suaviza o retira.

En cualquier caso, no sólo las embarazadas toman este tipo de suplemento; cualquier persona que presente los síntomas descritos anteriormente o que directamente sepa que tiene bajos los niveles de B9 debe tomarlos. También lo harán aquellas personas que sepan que tienen problemas de malabsorción.

Suplementos de vitamina B12 y ácido fólico

También hay suplementos que contienen ambos micronutrientes y también los que te ofrecen todas las vitaminas del complejo B e incluso una mixtura con la dosis recomendada de todas las vitaminas (y también minerales). Si sufres carencia de ambas lo mejor es optar por con suplemento multivitamínico, más completo y fácil de consumir.

Un apunte sobre los suplementos

Es cierto que, en ocasiones, los suplementos de B9 han corregido anemias producidas por falta de B12, por lo que mucha gente opta por las píldoras de folato para “matar dos pájaros de un tiro”. Sin embargo, si son diferentes es porque tienen funciones diferentes y los suplementos de ácido fólico, por desgracia, no pueden corregir los cambios del sistema nervioso que se han producido por no tener suficiente cobalamina; por lo tanto, si se tiene carencia de cobalamina y folato hay que tomar ambas; no hay otra opción.

Conclusión

A modo de conclusión, queremos resaltar la importancia de seguir una dieta sana y equilibrada para gozar de un buen estado de salud, tanto físico como mental; una dieta en la que se incluyan todo tipo de alimentos, es decir, en la que haya variedad. Tanto la cobalamina como el folato son dos micronutrientes esenciales para el organismo cuyos beneficios se ven tanto a medio como a largo plazo. Como hemos comentado, la deficiencia de ambos micronutrientes en el organismo puede acarrear consecuencias muy negativas para la salud.

Por lo tanto, nuestra recomendación es complementar la dieta con suplementos de ambas vitaminas; es la mejor manera de asegurarse de que los niveles de estos micronutrientes en el organismo son los correctos. Existen suplementos para todo tipo de gustos y preferencias, en diferentes formatos y de distinta cobertura, para que puedas tomar las cantidades que verdaderamente necesitas.

Y, por último, señalar que para disfrutar de una buena calidad de vida, es esencial practicar ejercicio físico con frecuencia; 3 o 4 veces de actividad física moderada por semana.

Banner Cabecera Ofertas Vitamina B12 DesktopBanner Cabecera Ofertas Vitamina B12 Movil

¿Conocías los problemas que puede conllevar la falta de B12 y ácido fólico? ¿Y sus diferencias? Si tienes dudas, consejos o experiencias que contar, no te cortes, compártelas en los comentarios.

Si te ha servido de ayuda o tienes alguna duda, comenta y comparte, gracias! 😃

[Total: 1 Media: 5]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
FALTA DE 【VITAMINA B12】Diferencias con el Ácido Fólico
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Banner Cabecera Ofertas Vitamina B12 DesktopBanner Cabecera Ofertas Vitamina B12 Movil

Comenta y participa